Consigue PGJEH sentencia de 56 años de prisión a responsable de desaparición en bar ‘Jalisco No Te Rajes’

Redacción6 diciembre, 20233min216
Polish_20231206_122626027

La Subprocuraduría de Delitos de Género Desaparición de Personas e Impacto Social, de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), apeló una sentencia de 37 años de prisión para una persona responsable de desaparición cometida por particulares y como resultado de dicho medio de impugnación, la autoridad judicial impuso una nueva sentencia, de 56 años y tres meses de prisión.

Los hechos imputados a la persona identificada con las iniciales  J. S. J. R., ocurrieron en febrero de 2022 en el estacionamiento del bar “Jalisco No Te Rajes”, ubicado en Pachuca, de donde desapareció la víctima, por lo que se inició una carpeta de investigación.

Derivado de las indagatorias a cargo de agentes del Ministerio Público, se conoció que al salir de dicho bar, la persona agraviada se dirigía a su automóvil y fue interceptada por su agresor, quien le propinó golpes para posteriormente privarla ilegalmente de su libertad.

A partir de los datos de prueba obtenidos, se conoció la identidad del agresor, quien responde a las iniciales J. S. J. R., y se solicitó la orden de aprehensión correspondiente, misma que fue concedida por un juez de control y ejecutada por elementos de la División de Investigación.

En audiencia inicial el Ministerio Público obtuvo la vinculación a proceso del imputado y posteriormente, una vez agotadas todas las etapas del proceso penal, un tribunal de enjuiciamiento dictó fallo condenatorio y en audiencia de individualización de sanciones, al responsable de la conducta delictiva le fue impuesta una sentencia de 37 años y seis meses de prisión, una multa económica y el pago por concepto de la reparación del daño.

Sin embargo, ante el desacuerdo de esta representación social y de las víctimas, respecto de la sentencia, se  interpuso un recurso de apelación contra la sentencia que se emitió el pasado 09 de agosto.

Después del estudio del recurso de apelación, la autoridad judicial resolvió que la pena debería modificarse y pasó de 37 años y seis meses, a 56 años y tres meses de prisión para el responsable de desaparición cometida por particulares, además se impuso una multa económica y el pago por concepto de la reparación del daño.