martes, septiembre 7, 2021

Saldo preliminar de 17 muertos y 35 mil damnificados, tras inundación en Tula

Por: Mauricio Hernández / Mira Hidalgo

 

TULA DE ALLENDE, Hgo., 07 de septiembre de 2021.- Un saldo preliminar de 17 muertos y 35 mil damnificados, es el reporte que se tiene hasta el momento tras la inundación en la zona centro de Tula y algunas colonias del municipio.

 

El desbordamiento del Río Tula provocó que el agua alcanzará alrededor de 2.70 metros de altura por la madrugada y 1.70 mts estancados hasta el momento.

 

A su arribo a la zona del desastre, el gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, indicó que se tenía un saldo de 10 personas fallecidas, todas ellas pacientes de la clínica del IMSS, quienes se vieron afectadas por la falta de oxígeno mientras recibían tratamiento contra el virus Covid-19.

 

Sin embargo, en una segunda entrevista, el mandatario hidalguense indicó que se tenían contabilizados 17 fallecimientos y cerca de 35 mil personas damnificadas.

 

Durante la mañana y tarde de este martes se percibe un constante flujo de ambulancias, quienes trasladan a pacientes a nosocomios de otras localidades, mientras que un gran número de lanchas hacen su arribo para apoyar en lo que se requiera.

 

Brigadistas y sociedad civil de municipios aledaños se unieron a las labores de rescate de las personas que se quedaron atrapadas tanto en clínicas como en el interior de sus viviendas.

 

Decenas de habitantes fueron trasladados a diferentes albergues instalados en distintas zonas del municipio; sin embargo, algunos vecinos decidieron permanecer en sus casas para salvaguardar sus bienes inmuebles.

 

Para los que no quisieron salir de sus domicilios, brigadistas realizan viajes en lanchas para llevarles víveres que llegan desde distintas partes del estado.

 

Sobre el cielo de Tula de Allende se observa el helicóptero del Grupo Relámpagos del Estado de de México, cuyos brigadistas realizan maniobras para rescatar a personas y trasladarlas a lugares seguros.

 

NO HAY DESCANSO

 

Algunos rescatistas, bomberos, paramédicos, enfermeras, policías, militares y sociedad en general, no han parado de trabajar desde la madrugada y el cansancio se percibe en sus rostros.

 

Vecinos que no se vieron afectados por la inundación se acercan a la zona del desastre para regalar tortas y aguas a las personas que laboran en el lugar.

 

Hasta el cierre de esta nota, el agua continua estancada con un altura aproximada de 1.70 metros en algunas partes, por lo que se espera que con el paso del tiempo comience a descender el agua y se puedan realizar labores de limpieza y con ello evaluar los daños en al menos nueve colonias del municipio.

 

Se sabe que cerca del medio día, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobrevoló las partes afectadas a bordo de un helicóptero, mientras que en tierra funcionarios de las tres órdenes de gobierno arribaron al lugar para conocer la situación y ofrecer su apoyo.

+